677 904 904

Servicio 24/7

Lunes - Domingo: 08:00 - 23:00

Horario

Principales fallos y errores de los motores de persiana

Tabla de Contenido

La persiana hoy en día se ha vuelto uno de los principales recursos para proteger la vivienda de cualquier amenaza exterior, ya sea el sol o granizo, hasta la entrada de ladrones en nuestra casa.

A muchos nos gusta motorizar nuestra persiana por la comodidad del funcionamiento, pero estas suelen presentar averías.

A continuación te indicaré cuales son los principales problemas que suelen tener las persianas motorizadas:

1. Motor defectuoso de fábrica o del proveedor

Lo primero que debes hacer antes de adquirir un motor es probarlo, el motor viene en un extremo con cables, el verde la tierra, el azul es la línea general, el marrón y el negro son recorridos de subida o bajada según la posición del motor.

Es importante que no pongas juntos a los colores marrón y negro, al hacerlo el motor deberá hacer un CLACK-CLACK, lo que quiere decir que se transmite corriente eléctrica y funciona correctamente.

2. Interruptor o pulsadores inoperativos

Los interruptores o pulsadores también se pueden estropear y provocar que al momento de accionar las teclas de los interruptores el motor eléctrico no funcione, pero para solucionar este problema es recomendable que destapes el mecanismo de dichos pulsadores o interruptores para que verifiques que los cables están bien colocados y que les llegue corriente eléctrica.

3. Flejes de las persianas en mal estado

Si tu persiana no sube ni baja debes acceder al registro de la misma y mirar si los flejes o tiras de cintas que unen la persiana al rulo están en buen estado.

Muy a menudo los flejes suelen estar partidos por lo que es importante que lo reemplaces inmediatamente, recuerda que en un extremo del rulo (donde está colocado el motor) siempre suele costar más introducir el fleje, ten mucho cuidado.

4. Mala colocación en el rulo o tubo de la persiana

A veces se cometen negligencias de colocar el tornillo en una parte del motor que no se debe provocando que el motor no funcione, pues el motor debe ir introducido dentro de dicho rulo y fijado con el tornillo.

Lo normal es que el tornillo que fija el rulo debe ir en el plástico del extremo del motor el cual queda más adentro.

5. Motor eléctrico con capacidad insuficiente para tu persiana

Mi recomendación es que siempre tengas muy en cuenta las medidas y el peso de tu persiana ya que de lo contrario tendrás problemas con el motor ya que no podrá subir la persiana o le costará mucho hacerlo. Así que es importante que hables con tu proveedor y le digas cómo son tus persianas para que así te pueda proveer un motor que tenga la fuerza suficiente.

6. Cables del motor eléctrico o de la instalación en mal estado

Este es un problema común, pues muchas de las veces los cables de nuestro motor se estropean por lo que es importante que si tienes un problema con tu motor debes empezar por revisar si los cables están en buen estado, para hacerlo debes acceder al registro de la persiana y podrás cerciorarte que los cables están bien, de caso contrario deberás arreglar la anomalía y probar de nuevo el motor.

7. Mal funcionamiento del fin de carrera de subida o bajada del motor eléctrico.

Es normal que a veces se desregule el fin del recorrido de subida o bajada de la persiana, pero debes tenerlo muy en cuenta porque de lo contrario la persiana empezará a subir y bajar ininterrumpidamente y como el motor no dejará de funcionar provocará que la persiana se estropee.

Si quieres regular este recorrido es importante que tengas una pieza plástica para motores mecanismos en tus manos para que la introduzcas en los orificios que tiene el motor, en un extremo debes regular la subida o bajada del motor. Existen otros motores que tienen unos pulsadores a los cuales debes presionarlos y cuando veas que la persiana sube o baja hasta su posición correcta entonces vuelve a presionarlos, y así volverán a funcionar correctamente.

8. Lamas o tiras de la persiana defectuosa o fuera de sus guías

Si a la hora de hacer funcionar el motor eléctrico te das cuenta de que la persiana en la bajada no baja del todo o le cuesta, lo que haces hacer es acceder al cajón de la persiana y buscar la causa que interrumpe la bajada, puede ser porque alguna lama o tira está en mal estado o está chocando con las guías de la persiana, en este caso debes retirar las lamas defectuosas o rectificar el embudo de las guías permitiendo que la persiana baje sin problema.

9. Rulo o tubo de la persiana caído o fuera de sitio

Si la persiana no funciona de manera correcta debes acceder al cajón de la misma y verificar si el rulo o tubo de la persiana está correctamente colocado.

El rulo o tubo debe estar apoyado a ambos extremos en sus piezas correspondientes, es así la manera adecuada en la que deberías estar, y si están mal colocados debes volver a colocarlos en dichas piezas y comprobar que la persiana sube y baje sin problema.

10. Mando de distancia sin pilas o baterías

Nunca debes olvidar de cambiar las pilas o baterías de los mandos de tu persiana motorizada pues tienden agotarse, es por eso que siempre es mejor contar con unas de reversa en tu casa ya que si se agotan las persianas quedarán abajo o arriba sin maniobrar con el motor eléctrico.

Esos son algunos de los problemas más comunes que puedes llegar a tener con tus persianas, espero que esta información te haya sido útil y si tienes alguna duda puedes escribirme en los comentarios que te responderé con la mayor brevedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Call Now ButtonLlama ahora